Si hiciéramos un ránking de las dolencias más comunes en el deporte, encontraríamos las lesiones o dolencias de muñeca en los puestos más altos de esta clasificación. Más concretamente en actividades que implican el uso de las manos tanto como protagonista ejecutora de la acción o gesto deportivo  (tenis, pádel, halterofilia, golf…), como base de apoyo del cuerpo en posiciones estáticas y en las que trabajamos la fuerza (gimnasia o calistenia, en ejercicios de planchas, handstand, fondos…) Esta lesión puede aparecer tanto en deportistas principiantes que no tienen desarrollada la fuerza en las muñecas como en deportistas expertos que someten a sus muñecas a esfuerzos o tensiones repetitivas.

En este post veremos las distintas lesiones de muñeca que podemos sufrir y que deportes son más susceptibles de provocarlas. Pero antes, vamos a conocer un poco mejor qué es la muñeca y su función.

La muñeca, qué es y qué función realiza

La articulación de la muñeca resulta de la unión de los huesos cúbito y radio a los huesos del carpo, es decir, une el antebrazo con la mano. Dentro de los diferentes tipos de articulación que tenemos en el cuerpo, la de la muñeca es una articulación condílea, puesto que permite realizar movimientos en los ejes transversal y anteroposterior, dando lugar a movimientos de flexión, extensión, abducción y circunducción.

Lesiones de muñeca derivadas del deporte

Esguince de muñeca

Es una lesión producida en los ligamentos de la muñeca, por un sobreestiramiento o desgarro, pudiendo ser parcial o total. Los síntomas más frecuentes para los esguinces de muñeca son hematomas, dolor, rigidez en la muñeca, inflamación o sensibilidad en la muñeca. La causa más común suele ser por traumatismos debidos a caídas con la palma de la mano abierta precisamente para amortiguar esa caída, lo que provoca demasiada presión sobre la articulación de la muñeca. Otra de las causas puede ser por esfuerzos repetitivos. Sufren de esta lesión sobre todo los deportistas de gimnasia, levantadores de peso o calistenia, entre otros.

Tendinitis

Es una dolencia muy común en deportes de raqueta, aunque también puede darse en trabajos de oficina donde se usen mucho el teclado y el ratón. La más frecuente es la que se produce en el músculo cubital anterior, siendo una inflamación del tendón de dicho músculo, encargado de la flexión y rotación. Pese a ello, también puede deberse a la inflamación del cubital exterior, encargado también de la flexión, afectando a la acción de giro y extensión de las muñecas, lo que la hace una lesión común entre jugadores de baloncesto además de los ya mencionados deporte de raqueta. Sus síntomas más usuales son dolor, hipersensibilidad e hinchazón, entumecimiento u hormigueo o dificultad para sostener objetos.

Fracturas

Se produce cuando se fracturan uno o más huesos de la muñeca, aunque lo más habitual es que se fracture el hueso escafoides, un de los ocho pequeños huesos que constituyen la muñeca y que se encuentra en la base del dedo pulgar, junto al radio. Al igual que los esguinces, suelen producirse por una excesiva tensión en la zona debida a un traumatismo, donde se intenta frenar el impacto abriendo la palma de la mano. A medida que la extensión de muñeca en el impacto sea mayor, mayores serán las probabilidades de fractura del hueso escafoides, mientras que con una menor extensión, es más probable la fractura de radio. Es una lesión muy típica en motociclismo, patinaje o snowboard. Podemos encontrar como síntomas más frecuentes dolor intenso, hinchazón, sensibilidad, hematomas e incluso deformidad patente de la muñeca.

Síndrome del túnel carpiano

Es una afección producida por la presión excesiva del nervio mediano, encargado de la sensibilidad y movimiento de la mano en la zona del dedo pulgar hasta parte del dedo anular. Este nervio mediano, junto a los tendones flexores de los dedos pasa por un canal estrecho conocido como túnel carpiano, de ahí el nombre de la dolencia. Cuando esta zona se inflama, se pellizca el nervio mediano, produciendo entumecimiento, hormigueo, debilidad o dolor. Debido a estas características, si sufrimos esta lesión es mejor evitar practicar deportes como ciclismo (ya que se ejerce presión sobre el manillar), así como otros en los que la muñeca tiene un papel importante, como los deportes de raqueta o el golf.

Diagnóstico y tratamiento de las lesiones de muñeca

En cuanto al diagnostico y posterior tratamiento de las lesiones de muñeca, así como de cualquier otra dolencia que suframos, lo mejor es acudir a un profesional médico o fisioterapeuta que sepa valorar correctamente la lesión. Una vez hecho esto, y siguiendo la guía y pautas de estos profesionales, podemos realizar los ejercicios adecuados para su rehabilitación. Para ello podemos hacerlo a través del propio fisioterapeuta o con la ayuda de un entrenador.

Cómo prevenir las lesiones de muñeca

  1. Realiza ejercicios que fortalezcan las muñecas.
  2. Ten cuidado con las caídas, ya que caer sobre la palma de la mano abierta puede ser motivo de lesión.
  3. Utiliza muñequeras para realizar deportes que tengan riesgo de lesión de muñeca.
  4. Si pasas mucho tiempo frente al ordenador pon mucha atención a la ergonomía, realizando pausas o utilizando un apoyo de gel que nos permita mantener neutra la muñeca.

Como hemos visto durante todo el post, son varias las lesiones que podemos sufrir en la muñeca, siendo unas más propensas que otras según la actividad que realicemos. Por ello es importante prestar atención a cualquier dolor o molestia persistente durante o posterior a la práctica de nuestro deporte y no esperar para ponerle remedio, ya que así evitaremos cualquier lesión mayor.

Para saber más sobre dolencias visita nuestro blog.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad